Fabricamos tu marca de ropa Fabricamos tu marca de ropa Fabricamos tu marca de ropa Fabricamos tu marca de ropa Fabricamos tu marca de ropa
Fabricamos tu marca de ropa Fabricamos tu marca de ropa Fabricamos tu marca de ropa Fabricamos tu marca de ropa Fabricamos tu marca de ropa

Sí, aquí es donde fabricamos tu marca de ropa, de 0 a 100 y con todo incluido.

Los beneficios de la producción vertical

En este artículo de nuestro blog aprenderás que es exactamente la producción vertical aplicada al sector textil, aunque se puede aplicar en cualquiera de los sectores en el que esté implicada una fabricación compleja.

En ocasiones a la hora de empezar un negocio textil los emprendedores lo pasan verdaderamente mal a causa de las producciones enormes que saturan a los talleres.

Este artículo de blog está enfocado a que aprendas todo lo necesario para empezar a utilizar la técnica que muchas marcas de ropa están empezando a utilizar para ahorrarse tiempo de producción para invertirlo en otros factores importantes de la empresa como el marketing en redes sociales, diseño de nuevas prendas o promoción de la marca en general, puedes comenzar a entender más el funcionamiento de esta técnica enfocada al textil haciendo click aquí.

Y es que es lógico que una fábrica que tiene capacidades productivas de miles de prendas, imponga unas normas al fabricar un mínimo de prendas, de lo contrario, por todo el trabajo que eso conlleva, acarrearía pérdidas y no sería productivo además de los inconvenientes para el medio ambiente que acarrea producir pocas prendas.

La producción vertical es la solución a esas PYMES que recién empiezan  (o simplemente tienen un mercado reducido) y necesitan tiempo para muchas otras funciones.

Ventajas de la producción vertical 🤓

Ahora que tenéis una introducción a que es la producción vertical textil, os vamos a explicar los beneficios para pequeñas empresas de trabajar con una empresa que cuente con este método de trabajo.

  1. Olvídate de la producción: Las empresas que ofrecen este servicio suelen ser autosuficientes para fabricar cualquier tipo de prenda, de 0 a 100%, por lo que, si pagas el precio, obtendrás la prenda final en un mismo sitio, no tienes que ir moviéndote de lado a lado y peleándote con fábricas donde tu producción no significa absolutamente nada
  2. Ahorra en tiempo: Las producciones verticales suelen ir bastante rápidas porque suelen hacerse en el mismo sitio, además hay más opción a personalización.
  3. Empieza con ayuda: La gente que trabaja con PYMES está acostumbrada a explicar los problemas que puede haber y como prevenirlos, además de como solucionar otros posibles que puedas tener, ¡Siempre es bueno rodearse de gente profesional que sabe de lo que trabaja!
  4. Ahorra gasolina y en medios de transporte y logística, la fábrica acarrea con esos costes.

Procesos que incluye la producción vertical textil

Para empezar una marca de ropa necesitarás de varios talleres donde conseguir cada uno de los procesos textiles, ¡Pero no vayamos tan rápido! 

Lo primero, tener un «modelo» 👗

Para empezar a producir una marca de ropa, primero necesitarás de varios modelos de confección, es decir, una idea, fotografía o dibujo de lo que quieres fabricar.
Para esto, no hay trucos, simplemente es el gusto y conocer a tu cliente ideal y fabricar la prenda que más le vaya a gustar, y para eso, puedes irte de shopping y coleccionar las mejores prendas que encuentres para luego poder hacer prendas con similitud o que se acerquen a lo que tu quieres producir.
Una vez tengas la idea, empieza el desplazamiento y las inversiones monetarias, de tiempo, gasolina y logística.

Además tendrás que seleccionar previamente un tejido, y dependiendo de la técnica tendrás que escoger entre poliéster y fibras naturales (algodón,lino, etc.), en este artículo podrás ver que tejidos se pueden sublimar.

Dependiendo de la calidad del producto, si es para invierno o verano, si está enfocado para moda de baño o para moda, los tejidos pueden variar en tiempo de producción, coste y dificultad de confección, ya que si el tejido es raro o tiene mucha calidad, tendrás que pedirlo y tendrán que fabricarlo (bajo unos mínimos que suelen ser altos por el consumo de agua) para ti específicamente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Factoria de proyectos (@estamtex)

Los genios de la moda, los patronistas📍

Vamos a ponernos en situación, tienes la idea, una prenda física en la que te has inspirado y todo en la cabeza. Ha llegado la hora del examen. Has de desguazar la prenda para ver como está confeccionada, si por ejemplo, quieres fabricar una sudadera tendrá varias partes que patronar, el delantero y el trasero (parte de pecho y espalda), las mangas, los puños, el bajo de la sudadera si tubiese, bolsillo, la capucha y las fornituras (cordones, botones, etc.).
Contactando con la patronista (y convenciéndola o pagando un buen precio) accederá a hacerte el patrón con la confianza de que en un futuro pidas un mínimo de cantidad para producción.
Cuando hayas encontrado a esa patronista y tengas ya el patrón final de tu prenda con todas las especificaciones necesarias, tendrás un paso menos que recorrer, pero aún queda bastante porque…

Has de encontrar un cortador✂️

Vale, ya tienes el patrón, pero solo tienes un 10% de la prenda, el patrón es lo que enviarás al cortador para que lo imprima con un plóter en un papel especial para tener una plantilla y realizar los cortes en la tela que hayas seleccionado al principio de tu proceso de producción.
¡Con estos cortes ya estarás más cerca de ver tu prenda final!
Los cortadores trabajan bajo una fecha de servicio y unos mínimos, utilizan maquinaria compleja y tienen un trabajo de riesgo (cuchillas, maquinaria movil, y objetos afilados).
Pero no tan rápido, aunque las tendencias de ahora sean fast fashion, emprender en un proceso de producción de una marca de ropa tiene sus tiempos, y aún no has visto lo mejor…

La hora de la verdad, encontrando a una confección de calidad 🧶

Vale, tenemos el modelo, el patrón, el tejido y el patrón ya cortado en la tela que se va a utilizar, tenemos muchos pedacitos de tela con una forma específica y muchas ganas de ver nuestro producto final.

Pero, sin una confección no podrás obtener lo que necesitas…
Las confecciones son talleres donde se encuentran expertos de la costura, pueden hacer que todos esos pedazos de tela que parecen un puzzle cobren vida y se conviertan en una prenda final lista para vestir (bueno, faltaría un último paso, pero cuando acabes de la confección, la ilusión no te la quita nadie).
La confección de la prenda se hace en este tipo de talleres, y tienes que saber diferenciar entre varios de ellos según la calidad que estés buscando para las prendas que estás creando.
Existen talleres de alta costura y talleres de confección normales, la diferencia está en la calidad de la costura (por lo tanto durabilidad de la prenda y percepción de cara al cliente) y precio.

Una vez encuentres tu taller de confección que trabaje sobre los mínimos, tiempos de entrega y calidades que necesitas, estarás listo para dar el siguiente paso…

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Factoria de proyectos (@estamtex)

Vamos a ponernos creativos, buscando una estampación textil 🧑‍🎨

Ey, que casualidad, nosotros somos una fabrica con estampación y sublimación textil 😜.
Vamos a explicártelo de manera sencilla, aunque si quieres indagar más sobre las técnicas de personalización textil que existen, puedes ir este enlace.
Tienes que escoger según tu tejido (mínimos y presupuesto) una técnica de personalización, si estás produciendo en algodón, podrás optar por la serigrafía y si produces en poliéster en sublimación.
También tienes de la mano las técnicas de bordado y vinilo, para eso tendrás que encontrar un proveedor que de estos servicios y tendrás que añadirle un paso más a la producción de tu marca de ropa.

*Cabe añadir que la estampación textil puede hacerse antes y despúes de la confección, dependiendo del diseño de la prenda.

Nosotros advertimos que para diseños continuos (toda la prenda con un dibujo) se haga primero la sublimación (en algodón la prenda estampada con un diseño continuo requiere de moldes rotativos y la inversión es muy grande y no es aconsejable para pocas prendas) y luego se pase a la confección, ya que no se puede sublimar una prenda ya confeccionada para diseños continuos.
Vale, ¿Todo terminado? Aún no.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Factoria de proyectos (@estamtex)

¡Falta lo más importante! El planchado, el embolsado y el etiquetado de la prenda 🤯

Tienes la prenda ya con su dibujo y todo en su sitio, pero a causa de la manipulación, (y más en tiempos de COVID) no está en el estado óptimo de entrega.
Arrugas, olor a sublimación o tinta, imperfecciones y ¡No tiene etiquetas ni embolsado!
Tendrás que buscar un taller de planchado que ofrezca esos servicios para que tengas un producto final en condiciones para ser entregado a tu cliente o ser expuesto en tu tienda, además de poner las confituras (cordones, botones, etc.) que también se pueden poner en el proceso de búsqueda de confección, es indiferente, lo pueden hacer ambos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Factoria de proyectos (@estamtex)

Una vez que tengas todo esto hecho tendrías ya un 50% del trabajo hecho, pero espera espera…

 

Tengo un prototipo, ¿Y LA PRODUCCIÓN? 😭

Tendrías que «sencillamente» contactar de nuevo con todos estos talleres mencionados anteriormente para empezar a producir las prendas con la cantidad que tu quieras producir.
Es hora de pedir todos esos cambios que no te gusten del prototipo, del estilo «ey, este hilo cuídamelo en la producción que no ha quedado del todo bien»,»El estampado está bien, pero en la producción mejor que lo hagáis un toque más claro» «En el corte de la prenda el cuello está demasiado olgado, quítale un par de milímetros más» y similares en cada taller con el que trabajes.

Una solución para empezar una marca de ropa

Es una solución a corto plazo para empezar a vender tus piezas, y empezar una marca de ropa, para las primeras producciones no romperte la cabeza y adoptar los timings del textil y los procesos que este sector tiene.

La mayoría de empresas que trabajan en el sector textil fabricarán a partir de 300 unidades, has de tener en cuenta que también tendrás que pagar el patrón, diseño, adaptación, confección y el etiquetado, planchado, confitura y embolsado de las prendas.

Al contrario de la producción normal, que tendrías que ir parte por parte, conocer y pagar a cada uno de los talleres con los que trabajases y necesitases servicios, desde el más temprano que es patronaje de la prenda hasta el final de embalaje, dependiendo de todos los tiempos que den de producción en cada taller, la producción vertical se centra en solo una empresa responsable de la totalidad de procesos dentro de esta producción.

Os aconsejamos que le echéis un ojo tanto al señor Google, como a nuestra página «Producción vertical» para poder encontrar proveedores que den este servicio.

¡Esperamos que os haya sido útil!