Para que sepas como trabajamos, hemos escrito un artículo, ¡Solo para ti! sobre los moldes de estampación convencional.

Todas las fábricas, ateliers, pequeños talleres, o serigrafistas utilizan los mismos materiales y equipamiento básico, (lo siento si pensabas que estampar en un molde de madera iba a darle calidad a tu camiseta...).

Pero como nosotros unicamente serigrafiamos, (No hacemos los moldes, tenemos una empresa que se dedica específicamente a hacerlos para ahorrar tiempo) solo utilizamos pantalla y racleta.

La pantalla o molde 

Pueden ser de madera o aluminio, tienen dos principales diferencias:

Los moldes de madera, pesan algo más, y suelen durar poco, para pocas camisetas van bien, pero no es algo para producir a gran escala.

Los moldes de aluminio, son totalmente al contrario, duran casi toda la vida, se pueden aprovechar mucho más, y pesan bastante menos.

En Estamtex aconsejamos trabajar con moldes de aluminio, es mucho más profesional. No aconsejamos trabajar con moldes de madera, de hecho, ningún cliente ha querido trabajar nunca con ellos, aunque para pequeñas producciones DIY, funcionan bien.

La malla

La malla es la parte donde se traspasa la tinta al tejido, y es lo que condiciona la definición de la serigrafía. Hoy en día todas las mallas o la mayoría, se hacen con hilos de poliéster.

En la serigrafía, los hilos de las mallas definen la calidad del print.

Cuantos menos hilos, más abierta estará la malla de tu molde y obtendrás más textura.

Cuanto más cerrada, más cerrada está la malla y por lo tanto obtendrás más definición en la serigrafía.


En esta tabla sacada del libro "Maestros de la serigrafía" de Jhon Z. Komurki, Luca Bendandi y Dolly Demoratti, podéis ver los tipos de malla según la apertura de la malla.