A la hora de montar un estudio de serigrafía, es importante escoger bien el espacio donde se instalan las máquinas.

Los "ateliers" o talleres donde se produce todo el proceso de la serigrafía, se dividen en 4 partes generalmente, dependiendo de lo grande que sea.

La zona de impresión

La zona de impresión es la parte principal del estudio, donde ocurre toda la magia, es un espacio amplio y necesariamente bien ventilado.

También se secan las estampaciones generalmente aunque las grandes fábricas tienen túneles de secado.

En esta parte del estudio puedes encontrar desde mesas de estampación, hasta, tintas, cintas adhesivas reglas, racletas (...)

ESpacio sin tinta

¡Aquí es donde nacen los diseños! Un espacio sin tinta es totalmente necesario, aquí se alojan todos los equipos digitales, para que puedas diseñar lo que quieres luego imprimir. Un espacio exclusivo para el diseño.

Cuarto oscuro

Este cuarto oscuro se utiliza para emulsionar las tintas y secar las pantallas, hay estudios que no cuentan con una habitación oscura, simplemente porque con que la luz solar (Luz ultravioleta UV) no toque directamente con el molde.

"El lavadero"

Agua agua y más agua.

Después de utilizar un molde has de lavarlo siempre, o si quieres cambiar de color también. Se requiere un espacio con agua, nosotros lavamos los moldes con una manguera a presión que facilita mucho el trabajo, pero una manguera normal también sirve. 

Si dispones de espacio, conocimiento y ganas para serigrafiar con estos 4 rincones, podrías montar un pequeño taller de serigrafía.

Aunque si tienes alguna producción algo más grande, siempre puedes venir a nuestra fábrica ;).